Alumnos del Colegio participan en encuentro con el Fiscal Jefe de San Antonio

Con la finalidad de acercar a los estudiantes al funcionamiento de las instituciones públicas y reconocerse como sujetos de Derecho, el día lunes 24 de agosto, en el marco de las actividades organizadas por el Departamento de Historia de nuestro colegio, los alumos de IIIº Medio, acompañados por sus profesoras Daniela Varas y Silvana Markusovic, participaron de un encuentro con el Fiscal Jefe de San Antonio, Osvaldo Ossandón.

Durante la jornada, el Fiscal se refirió principalmente al trabajo que se realiza dentro del Ministerio Público, el rol que ejecuta en el Sistema Judicial chileno, además de la jurisdicción territorial de las fiscalías, jerarquía de la Ley y lo que realizan en conjunto con las policias, todas temática de gran interés para nuestros estudiantes y que viene a complementar las materias impartidas en la Asignatura de Educación Ciudadana.

Para María Trinidad Jenschke, alumna del IIIº Medio A, este encuentro fue de gran ayuda para conocer, por ejemplo, los procesos que se llevan a cabo frente a un tipo delito. “Sin duda fue una manera concreta para entender el paso a paso que, por lo general, desconocemos en situaciones así”. Asimismo lo manifesto su compañera Laura Villar, quien además destacó la claridad con la cual se respondieron todas las consultas de los alumnos, opinión que también comparte Pilar Brieba, quien indicó lo interesante que fue conocer en profundidad el rol de un fiscal en el Ministerio Público chileno e informarse más sobre esta institución y cómo opera.

Por su parte, Osvaldo Ossandón, quien además es apoderado de nuestro colegio, destacó la importancia de generar estos espacios de interacción con la comunidad y principalmente con los más jóvenes, ya que, según nos explica “no solo necesitan entender nuestra sociedad y las instituciones del país, sino que además saber que son sujetos de derechos inalienables y así como también sujetos de obligaciones, es especial acorde con su edad”.

“Mi mayor satisfacción es que entendieran que las leyes y las instituciones no son algo etéreo, cuya comprensión está reservada para juristas, adultos o especialistas, sino que tienen aplicación en la vida diaria, en sus propias realidades, en el mundo que deberán afrontar y mejorar cuando sea su momento”, finalizó.