Humano del Futuro

José Miguel Berrios Tapia
Alumno Seminario Multigrado de Filosofía (III Medio)

Cada 17 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Filosofía, promovido por la UNESCO, con el fin de fomentar el pensamiento crítico e independiente. La temática de este año es el humano del futuro, ante lo cual quiero presentar una breve reflexión.

En el contexto de hoy, donde la globalización (interconexión económica, política, cultural, social y tecnológica entre países sin importar su ubicación geográfica) está alcanzando su punto más elevado de relevancia y se hace presente en nuestro día a día, la tecnología ha tomado protagonismo para ser la base de la actualidad. Filósofos como el surcoreano Byung Chul-Han (1959- ) han intentado dar respuesta a problemáticas que aparecen al cuestionarse qué ocurre con la tecnología. Un ejemplo es la crisis de la Verdad frente a la desinformación y lo abrumador que podemos llegar a estar a causa del exceso de contenido al que podemos acceder y está disponible a toda hora en nuestros bolsillos.

Entonces, me surge la duda: ¿es la tecnología realmente beneficiosa para la humanidad? La respuesta reside en la dosificación de su uso. Es fácil caer frente a la automatización y la comodidad de los celulares para proporcionarnos toda la información que queramos. Es cosa de abrir Google y buscar la pregunta que quieras. El problema es: ¿cuánta de esa información es verídica? Las fake news abundan en la cotidianeidad. En internet podemos ver una infinidad de cosas y, tratándose de noticias, hay de todo.

¿Qué podemos hacer al respecto? A mi parecer, la clave de esta situación para evitar perder la verdad en ese abrumador mar de información es tomar un rol proactivo para informarnos y, una vez tengamos certezas sobre lo que es real, compartir ese conocimiento.

Somos seres sociales que vivimos en comunidad, donde es necesario dar a conocer la verdad para apoyarnos y salir adelante con tantas situaciones que nos complican pero que, sin duda alguna, podemos sobrellevar si las enfrentamos como un conjunto y así construir una mejor sociedad.

La invitación es a no temer a defender la verdad. Las fake news siempre existirán pero es nuestro deber como sujetos críticos dilucidar la realidad y mostrarla a los otros para vivir en comunidad en base a la autenticidad.