Llamados a la Santidad

Prof. Mg Ricardo Ramírez Basualdo
Profesor de Filosofía y Religión Colegio Sagrada Familia 

Celebramos el 01 de noviembre la fiesta de Todos los Santos, para muchos algo distante y lejano de unos pocos religiosos que viven contemplativamente. Lo cual está lejos de ser verdad, porque todos los bautizados estamos llamados a responder a la misión de la Santidad. El Papa Francisco recuerda que «todos estamos llamados a ser santos viviendo con amor y ofreciendo el propio testimonio en las ocupaciones de cada día, allí donde cada uno se encuentra» (Gaudate et exultate, 14). Por ello nos invita a tener en cuenta a los santos de la puerta de al lado, a aquellos «que viven cerca de nosotros y son un reflejo de la presencia de Dios, o, para usar otra expresión, «la clase media de la santidad»» (Gaudate et exultate, 7). A la santidad a la que estamos llamados podemos ir respondiendo con pequeños gestos en nuestra vida diaria. ¿Quieres ser santo? Jesús nos explicó el camino cuando pronunció las Bienaventuranzas, «la palabra «feliz» o «bienaventurado», pasa a ser sinónimo de «santo», porque expresa que la persona que es fiel a Dios y vive su Palabra alcanza, en la entrega de sí, la verdadera dicha» (Gaudate et exultate, 64).

Expresiones espirituales como aguante, paciencia, mansedumbre, alegría, sentido del humor, audacia, fervor, vida en comunidad y constante oración  nos recuerda el Papa Francisco que deben estar en nuestra vida para lograr la santidad.

Cada uno de los santos ha respondido a las problemáticas de su época, hoy nosotros estamos llamados a responder ante tiempos de incertidumbre y confusión. Necesitamos cada vez mas santos de jeans y zapatillas que no balconeen la vida y se desgasten por los demás. Que María, modelo de Bienaventuranza, nos guíe y acompañe en este camino.