Sagrada Familia celebra Misa por su 22° Aniversario

Durante la mañana del jueves 12 de agosto, nos congregamos como comunidad para celebrar la Misa del 22° Aniversario de nuestro colegio, Liturgia que fue oficiada por los capellanes Padre Domingo Errázuriz y Padre Nicholas Matic.

Previo a la ceremonia, Carolina Sheward, rectora del Sagrada Familia, compartió parte de la historia del colegio, rememorando los inicios de esta obra que nació de la inquietud de un grupo de matrimonios que le confió a la Virgen María el anhelo de formar un colegio donde se educaran personas que pudieran tener una vivencia de fe y de comunidad tan nítida, que les permitiera conocer y seguir a Cristo, para llevarlo libremente a otros, en la experiencia del encuentro cotidiano y del servicio.

“Lo hicieron coronando en una sencilla imagen de la Mater, poniendo en sus manos y en las de su hijo Jesús, todas sus fuerzas, su trabajo y compromiso pidiéndole a ella que se hiciera cargo del todo aquello que sus limitaciones humanas no pudiera alcanzar para concretar esta tarea”, indicó.

Fue así que el 15 de agosto de 1999, tras renovar aquella primera coronación a la Mater como Reina y Educadora de nuestro colegio, se consolida el camino de enseñanza, entrega y amor a toda nuestra comunidad educativa.

A continuación, se dio inicio a la Eucaristía donde el Padre Domingo, tras la lectura del Evangelio, invitó a toda la comunidad a reflexionar acerca de nuestra propia relación con la Mater, quien como Madre, siempre acoge, guía y protege a sus hijos en momentos de dificultades. En ese sentido, nos llamó a mirarla y mirarnos como hermanos que somos, para que juntos podamos enfrentar y apoyarnos en tiempos complejos como los que hemos estado viviendo producto de la Pandemia. Tiempos en los cuales también hemos podido darnos cuenta de la importancia del amor al prójimo y cómo este ha permitido sobrellevar nuestras propias tribulaciones y la de los demás. Asimismo, nos convoca a estar atentos y preparados ante el llamado de María, quien a través de sus “vasallos” puede llegar y estar presente en el corazón de todos aquellos que lo necesiten.

Posteriormente y tras las peticiones realizadas por miembros de nuestra comunidad, alumnos de distintos niveles del colegio presentaron sus ofrendas ante el altar, las cuales representan importantes hitos en la vida escolar y espiritual de los niños, para que en estos esté siempre presente la bendición de Jesús y la Mater.

Luego de recibir el Sacramento de la Eucaristía, nuevamente la comunidad del colegio Sagrada Familia se consagró a la Virgen María renovando su coronación y con ello reconociéndola como Reina y Madre, y a nosotros como sus fieles servidores.